Otros mundos.


¿Y si nuestro universo fuese una diminuta parte de otro inmensamente más grande? Quizás, no lo sé. Lo que sí sé es que en el nuestro existen diminutos pobladores. También sé que, como en la economía, una cosa es la macro y otra distinta la micro, y que lo parece que es normalmente es, pero cuando te acercas y miras con detenimiento, además, pueden aparecer otras cosas que también son, pero que no estaban, o no se veían.

No sé si se ha entendido algo o no, pero lo que sí sé es que foto os voy a comentar hoy.

Datos de la foto: Iso 100. 1/125 “. F/8. Enfoque manual. 50mm. Tubos de extensión de 65mm. Duplicador 2x. Flash desde arriba con difusor. Flash lateral por la derecha con difusor. Flashes manuales a 1/4 de potencia.

¿Y qué carallo es esto? Os preguntaréis. Pues ni más ni menos que moho colonizando empanada. No me preguntéis que son las bolas blancas que aparecen alrededor, de que era la empanada ni donde la hemos comprado. Tan sólo puedo deciros que, antes de que el moho apareciese, era sabrosa

La fotografía macro, que habitualmente es conocida por las fotografias de flores, insectos y bichos pequeños en general, también se puede utilizar para fotografiar alimentos, por ejemplo.

Hacerlo nos aproximará a un mundo desconocido, al detalle y la estructura interna de lo que comemos, descubriendo otros mundos de formas, colores y texturas sorprendentes.

La fotografía macro tiene una gran dificultad: el enfoque manual, la escasísima  profundidad de campo, la corta distancia de enfoque con tubos de extensión y la iluminación.  Pero el resultado merece la pena.

En esta composición, he tratado de mostrar el moho y su entorno, que parece salido de una película de Alien, con huevos incluidos. Importante no sobreexponer el moho para que no aparezca sin textura. He optado por el blanco y negro para resaltar el moho, el tono de la fotografía en color despista el punto de interés: el moho.

En cuanto al flash cenital, muy cercano para suavizar la luz y el lateral, también con difusor, para eliminar sombras. Toda la luz proviene de los flash.

Los tubos de extensión permiten aproximar el objetivo al motivo, incrementando el ratio de aspecto. Al utilizar tubos de 65 mm, el ratio de aspecto supera el 1:1, tamaño que en la foto equivale a tamaño real, situándolo en un ratio 1:1,3.

Pero aún así, el tamaño del moho en la foto continúa siendo pequeño para apreciarlo bien, motivo por el cual he recurrido al uso de un duplicador qué, como usado adecuadamente, actúa como una lente de aumento, dejando el ratio final en un 1:2,6.

Espero que os guste.

Anuncios

4 comentarios

  1. Mohos, hongos y líquenes… Me recuerda a la clase de biología, años a… Ciertamente es como mirar por un microscopio. Podrías estar perfectamente en plantilla del National Geographic. Foto curiosa donde las haya. Buen trabajo como siempre.

    Me gusta

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s