Luz de contra


En alguna ocasión os he comentado que una silueta fotografiada en contraluz debe de estar encuadrada contra un entorno limpio, que permita su fácil identificación, sin ambigüedades. La solución más sencilla es encuadrarla contra un entorno claro, una pared pintada de un tono claro, el cielo, etc,

Pero cuando no es posible encontrar un entorno claro hay otra solución. utilizar lo que se llama luz de contra. Esta luz ilumina la silueta desde atrás, creando una delgada línea de luz que contornea el perfil del motivo, lo que permite dibujar y destacar,  la silueta contra el fondo, independientemente de este sea claro u oscuro (aunque será más evidente en los oscuros). Eso es lo que os traigo en esta ocasión, una  foto en donde podéis apreciar este efecto. En este caso que os muestro, el efecto esta causado por la luz del sol, pero se puede conseguir situando una fuente de luz justo detrás del sujeto a fotografiar. Es una luz de separación.

En ella, podéis ver una puesta de sol en una playa. Se ve una caseta de vigilancia y una pareja paseando. Si su perfil no estuviese iluminado con una luz de contra, sólo se verían las piernas y la cabeza, fusionándose el cuerpo con la montaña del fondo. Esta imagen funciona por la presencia de la pareja y la luz de contra. Sin ellos los negros dominarían la escena y el atardecer no tendría impacto visual. Imaginaros la imagen sin la pareja; ¿qué veis?

Datos de la foto: ISO 100. F/9. 1/200″. 44 mm. WB AUTO. Medición puntual. Exposición manual. Flash no. Trípode no. 

La medición de la luz está realizada en la porción de cielo que se ve a través de la caseta, cerca del sol. Y aunque no lo recuerdo, es probable que haya subexpuesto un poco la escena, para evitar las altas luces de un sol tan bajo y que aparece en la escena. De esta forma consigo oscurecer cualquier silueta y atenuar la luz a medida que se aleja de la posición del sol, creando un ligero degradado en los tonos del cielo. Al mismo tiempo se mantiene la atmósfera brumosa provocada por el mar, que la intensa luz del atardecer resalta. Todo ello sin perder la definición en el entablado del suelo, algo que no sería aceptable y es fundamental para que la fotografía funcione.

La caseta queda perfectamente dibujada, al igual que la pareja (gracias a la luz de contra). La imagen está dividida en dos partes, la mitad en la que aparece la caseta y la pareja y la mitad dedicada al paisaje, al entorno; una sin la otra no funcionaría.

¿Y todo esto lo deduje mientras la pareja pasaba ante mi? Pues casi.  Lo primero es buscar la posición desde la que quieres disparar; lo segundo ajustar la exposición y lo tercero esperar a que el motivo pase por donde quieres. Ese día había mucha gente paseando, sabía lo que quería y tras probar con varios encuadres decidí que este era el mejor. Esta fue la última foto de una serie de cuatro (sin contar un par de ellas para ajustar la luz).  Realicé otras tres a varios grupos de gente, pero eran tan numerosos que sus figuras se fusionaban y perecían una gran mancha negra en el encuadre. Al final, esta pareja caminaba en solitario, sin que nadie los precediese ni siguiese. Ideal.

La luz no es buena o mala, es luz, hay que aprovechar lo que tenemos. Esta foto no es de concurso, pero es un buen ejemplo.

Espero que os guste.

Anuncios

6 comentarios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s