¡Manda carallo!


Campo de futbol municipal de La Torre. Sábado; uno cualquiera. Dos equipos disputan un partido de futbol; uno de los muchos que se celebran los fines de semana en los que participan cientos de niños y no tan niños, de diferentes edades. Lance fortuito durante el juego en el que un chico, de unos 15 años, resulta conmocionado. Se desploma sobre el césped artificial como un cuerpo sin alma, sin presencia de espíritu, y con cierta violencia. Pánico en el campo, sus compañeros y adversarios, son conscientes desde el primer momento de la gravedad. Pánico en la grada desde la que algunos familiares (su madre) observa como su hijo de desploma. Pánico en las instalaciones anexas donde otros niños disputan sus partidos mientras sus familiares y amigos, observan lo ocurrido. 

Pero sobre todo, terror. Terror porque el reloj implacable prosigue su marcha mientras el jugador permanece tendido en el suelo. Terror por el tiempo que transcurre hasta que llega una ambulancia. Terror porque, con todos mis respetos, te cuestionas si un entrenador está capacitado para atender situaciones graves, como  ésta. Terror porque sólo la casualidad permitió la rápida intervención de un médico que se encontraba entre el publicó de otro partido. ¿Y si no llega a estar presente un médico entre el público? 

Yo me pregunto, ¿quién tiene la responsabilidad de garantizar la asistencia sanitaria en caso de percance grave? El Ayuntamiento, alguna de las mutuas existentes o los clubes. Romperse un hueso o dislocarse un hombro es doloroso, lo sé, pero en condiciones normales no te mata. Tragarse la lengua o tener un fallo cardiaco, sí. Por suerte, estos percances son poco frecuentes, pero conocemos casos recientes de nefastas consecuencias en el ámbito más profesional Basta un caso para que todos nos llevemos las manos a la cabeza y comencemos a buscar responsables y sobre todo a eludir las responsabilidades; lo que hacemos mejor que jugar al futbol.

¿Cómo es posible que se paguen primas insultantes a profesionales, ya millonarios, por representar a su pais, cuando dicha representación ya les aporta un status y un plus es su valoración como profesionales, y no dispongamos de un mínimo servicio de asistencia en unas instalaciones públicas por las que pasan miles de personas cada fin de semana? Por cierto, ¿no es indignante que se cobren esas primas en un momento en el que el país está como está?  

No he visto en la prensa del domingo ninguna referencia al incidente. Quiero pensar que todo ha sido fruto de la casualidad y que finalmente todo ha quedado en un susto.

La verdad, esta no os puede gustar. Es lamentable.   

Anuncios

6 comentarios

  1. Penoso!!!! cuando pase algo gordo pondrán remedio pero mientras habrá sustos como estos y que no fueron a más por la suerte que tuvo el chaval de que hubiera un médico y lo haya podido atender en el momento.

    Me gusta

  2. Guillermo, lamentablemente tienes razón.
    Recomiendo que leas el articulo que publique en el muro de mi Facebook el 5 de junio pasado en donde se explica con todo lujo de detalles que las primas millonarias de nuestra Seleccion de Fútbol están libres de Impuestos en virtud del Convenio de Doble Imposición firmado entre Eapaña y Polonia. Es de destacar que los polacos modificaron la clausula del CDI con motivo de la celebración de la Eurocopa.
    Saludos

    Me gusta

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s