Pinocho no miente.


Feria Medieval 2012 --62A diario observamos en los informativos lo selectivos que son algunos a la hora de elegir las palabras que públicamente pronuncian en sus diatribas y/o arengas. No deja de sorprenderme que siendo tan cuidadosos con la elección de las palabras, no lo sean tanto en las supuestamente gloriosas actuaciones que tratan de enmascarar detrás de tan débiles barricadas; aunque a alguno/a no le ha ido tan mal.

Si Carlo Collodi escribiese hoy en día “Las aventuras de Pinocho” le habría dado la vuelta al cuento, haciendo que Pinocho se iluminase en cada ocasión que dijese la verdad.

Sobre el cuento os diré que Geppetto es una especie de alquimista que otorga vida a objetos inanimados,  lo que lo conecta con mi entrada anterior. Como todo buen cuente tiene su parte misteriosa, oculta, con guiños aquí, a está filosofía, y allá, a aquella pseudociencia, precursora de la química moderna -como ya dije en la referida entrada anterior. Añado, ya puestos, que el cuento nació como una publicación en un periódico italiano entre 1882 y 1883, y no como un cuento infantil -otro visionario.

DATOS DE LA FOTO: ISO 400. f/6,3. 1/800”.  70 mm. +1 EV. Prioridad a la apertura. Sin flash. Sin tripode. Enfoque puntual.

Lo cierto es que no tengo una explicación para los parámetros de exposición de esta foto. Al revisarlos me he quedado un poco sorprendido ya que no entiendo porque la cámara uso una ISO 400 si la velocidad es de 1/800”; parece razonable pensar en 1/200” e ISO 100.

No, no estoy hablando solo. Tengo programada la prioridad a la apertura con una ISO automática cuando la velocidad del obturador cae por debajo de 1/125”, para una f dada -que yo elijo. Pero algo falló, con “a”.

En cualquier caso, hoy quería comentaros el enfoque selectivo. Éste es una consecuencia de la profundidad de campo, manifestándose de forma evidente cuando la profundidad de campo es muy reducida. Es un recurso muy utilizado. para resaltar sujetos sobre un fondo o de una serie, como en la fotografía de cabecera.

Pero mucha gente piensa, erróneamente,  que la profundidad de campo guarda relación con la distancia focal del objetivo. En realidad guarda relación con el tamaño de la imagen del sujeto en el sensor, es decir, para una f dada, la profundidad de campo se mantiene constante siempre que el tamaño de la imagen del objeto fotografiado, en el sensor, no varíe. Obviamente, para que esto se cumpla, utilizando lentes con diferentes longitudes focales, será necesario acercarse o alejarse del  sujeto.

Sobre el encuadre, regla de los tercios, situado en uno de los puntos de interés. Además, en este caso destaca sobre el resto debido a que “mira” en otra dirección, lo que supone un mayor atractivo.

En la imagen del ejemplo, realizada con una longitud focal de 70 mm, si disparasemos con una longitud focal de 200 mm, por ejemplo, para mantener el mismo tamaño del Pinocho en la foto, tendríamos que alejarnos; pero la profundidad de campo -si no cambiamos la f/6,3- seguirá siendo la misma.

Estoy seguro de que esto ya lo sabíais, pero no está de más refrescar conceptos.

Espero que os guste.

Anuncios

10 comentarios

  1. Pues bueno, lo de la DOF o profundidad de campo más o menos lo sabía, pero con tus aclaraciones me queda más claro, valga la redundancia.
    Ese Pinoccio la tiene un poco más corta y colorada ( la nariz ) que los otros, ¿ Verdad ?

    Me gusta

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s