Todo lo que aprendí …


Comei Bebei - jornadas bacalao-3… lo aprendí por mi cuenta. Bueno, no todo, aunque sí una gran parte.

Buscar información en Internet es un recurso gratis y sencillo, aunque encontrar información solvente no lo sea tanto. Adaptar la búsqueda a nuestras pretensiones es el primer escollo, porque normalmente son elevadas. Para ello es importante ser conscientes de dónde estamos y a dónde queremos llegar; en un ejercicio sincero, sin estridencias ni exaltaciones gratuitas del ego.

Mi primer paso siempre comienza por sitios de fotografía, siempre varios y más de dos; no sea que uno afirme algo que otros niegue. También consulto a varios “gurús”, que suelen aportar más luz a la materia. Por el medio, pruebas. Y, finalmente, suelo terminar por los gurús de la materia, los profesionales más especializados, algunos de los cuales comparten información de forma desinteresada.

El proceso anterior, resumido en un párrafo, parece resulto en un par de horas. Nada más lejos de la realidad, al menos la mía que, como en casi todo lo que hacemos, depende del interés.

DATOS DE LA FOTO: ISO 100. f/11. ⅓”. 105 mm. Luz natural de una ventana orientada al norte. Sin difusor. Reflector frontal para levantar las sombras. Trípode. Disparador remoto. WB Auto con test con tarjeta blanca-gris-negra.

Si normalmente el balance de blancos es importante, hablando de comida, lo es todavía más. Un balance de blancos inadecuado alterará el tono natural de la comida, haciéndola poco atractiva y nada apetecible. Por tanto, es imprescindible hacer una medición exacta del balance de blancos para lo que se requiere una tarjeta gris.

El punto anterior tiene otra consecuencia, que no se pueden mezclar fuentes de luz con  diferentes temperaturas. O luz natural o artificial -pero con la misma temperatura.

Parece haber consenso en cuanto a que la luz natural ofrece buenos resultados, pero siempre y cuando su temperatura esté controlada, el sol no incida directamente sobre la comida  y su dirección provenga desde algún punto posterior al plato. Además, aquí hay diferentes teorías, la luz debe de ser baja, para mostrar la textura de la superficie de los alimentos, y ligeramente subexpuesta. Las sombras que se forman son nuestras aliadas, son las que crean la textura.

Para resolver el primer punto es lo ideal es utilizar una ventana orientada al norte, ya que no está afectada por el movimiento del astro rey y, en consecuencia, la luz es más estable. ¡Ojo! no puede haber toldos ni superficies cercanas, como paredes de color que tiznen su tono natural. El segundo punto se resuelve situando el plato delante de la ventana, separándolo más o menos en función de la intensidad de la luz del día.

En esta foto, el plato está sobre una mesa con mantel blanco a 1m de la ventana.

El reflector delantero, aporta la luz necesaria a las sombras que se forman en los alimentos. Jugando con la distancia y la inclinación se redirige la luz hacia donde interese. Yo utilicé un reflector blanco satinado, pero con menos luz podría haber utilizado uno plateado o incluso un espejo; depende del ratio de contraste que busquemos y de la luz disponible.

Trípode, of course. Disparador remoto, o en su defecto temporizador con el espejo levantado.

Hay que usar la ISO más baja posible: ISO 100. El plato no se va a mover, por tanto, la velocidad no es un problema pero la apertura puede serlo.

La apertura viene determinada por lo que queráis hacer, o lo que os pidan que hagáis. Es el elemento artístico de la exposición con el que podemos jugar. Así, la profundidad de campo puede ser elegida en función de gustos, requerimientos o el tipo de plato a fotografiar. Un plato con elementos repetidos se presta a jugar con una profundidad muy pequeña, por ejemplo.

Como yo no tenía ningún requerimiento, más allá de ser fiel al plato, elegí un f/11, dejando los langostinos ligeramente desenfocados, lo mismo que la rama de romero y centrándome en el bacalao, motivo principal del plato.

Procesado, si la foto está bien iluminada: contraste, ajuste de blancos según la medición realizada sobre la tarjeta, saturación de algunos tonos y retocar alguna sombra.

Si os gusta la foto, decidmelo; si os gusta el plato … pincha aquí

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s