Noche de deseos, noche de San Juan.


Xente a reventar
Gente en la playa haciendo acopio de madera y vituallas varias.

Como todos los años, la espera terminó con el lanzamiento de fuegos artificiales y la quema de la tradicional falla. Algunos impacientes encendieron sus hogueras incluso antes de la media noche -supongo que debido al frío que hacía.

Mareas vivas.
Lento peregrinar de la marea en su ciclo hasta la pleamar.

Mucha gente en la playa. ¡A reventar!, como sardinas en lata, arrinconados contra los muros del paseo, obligados por unas inesperadas mareas vivas que habían estado amenazando durante toda la tarde con arruinar la fiesta. Las parcelas que se alguien se había afanado en delimitar por la mañana, desaparecían a media tarde; el mar no entiende de celebraciones y con demasiada frecuencia las ha aguado. Los bomberos avisaban a media tarde con un Twitter “A ver si tenemos la fiesta en paz”.

Suelta de farolillos
Deseos a punto de ser soltados.

Fuegos artificiales, que este año se me han antojado algo cutres, cientos de hogueras salpicando la arena,  quema de la falla y lo que ya comienza a asentarse como tradición -importada de China- la suelta de farolillos, que para mi han sido el elemento más atractivo, y ese inconfundible tufo a sardina.. ¿Miles de farolillos? Puede ser, ni los conté ni he leído cuantos se han distribuido. La tradición China dice que se debe escribir un deseo en el farolillo para que se cumpla.

Muchos deseos.
Deseos colectivos elevándose sobre la ciudad.

Salud, amor y dinero, o lo que es lo mismo, empleo; se intuye en la mayoría de ellos.  Amor, por su belleza; salud, porque su color cálido y el fuego interior que los alimenta; y, dinero … por la cantidad de ellos que se soltaron, sólo comparable a las tristes cifras que nos viene ofreciendo un triste Ministerio.

Un deseo
Un farolillo, un deseo

Deseos colectivos, deseos individuales, deseos, deseo. Hoy no voy a hablaros de datos técnicos, tan sólo os muestro algunas fotos del día y de la noche, del fuego y del agua, de la gente y de su espíritu, eso leo en los farolillos. No hay hogueras, al menos en primer plano, -¡una hoguera es una hoguera!, ¿quién no ha visto una? No hay sardinas, su “cheiro” me confunde y no atino bien con los controles de la cámara.

Farolillo elevándose sobre La Coruña
Deseo sobre la ciudad

Hoy hablo de deseos: del vuestro, del nuestro, del tuyo y del mío.

Mi deseo
Mi deseo

Y éste es el mío …

Anuncios

11 comentarios

  1. Hola, tengo varias preguntas a ver si me podéis ayudar:
    Esos farolillos los distribuye el aytmiento? O cómo va el tema para hacerse con uno?
    Desde dónde se sueltan?

    Gracias

    Me gusta

  2. No pude acercarme a la playa este San Juan, así que, gracias por hacérmelo llegar. Me encantan las fotos de los farolillos, aunque no el hecho de que sea una idea importada. Y la segunda foto de una panorámica general de la playa.

    Bsos.

    Enviado desde mi iPad

    Me gusta

  3. Estoy de acuerdo con vosotros en que no es una noche especial, quizás cuando jovencito porque era una noche en la que te dejaban estar en la calle hasta más tarde de lo normal.
    El reportaje que nos brindas es precioso, pero lo que más me gusta es ese sentimiento y esperanza de que los deseos se conviertan en realidad, aunque sea gracias a unos farolillos importados.

    La esperanza e ilusión es lo último que debemos perder.
    Un abrazo.

    Me gusta

    • Ya sabes, la esperanza es lo que qued atrapado dentro de la caja de Pandora, pues al abrirla se escaparon el resto de bienes que los dioses haban concedido a los mortales; es por tanto lo que tenemos. Un saludo.

      Me gusta

  4. Hola mi querido amigo:
    Bonita crónica de una noche mágica para muchos, para mi una más. Desde luego la playa parecía estar a reventar, lo que no me gusta es el aspecto de las playas después de hogueras y celebraciones de este u otro tipo ya que salvo excepciones suelen parecerse a un auténtico vertedero donde puede encontrar uno, casi de todo.
    Las fotos bellas y captando en todo momento la esencia de esa noche, he echado en falta, quizás las llamas de alguna hoguera pero me ha encantado la serie de los farolillos.
    Gracias por traerme un trocito de esa “Noite de San Xoan”

    Un abrazo.

    Me gusta

    • Gracias Ger. A mi tampoco que me gusta la fiesta concebida de esta forma. Parece que todo el ao debemos cuidar el medio ambiente para, en la primera ocasin que se presente, poder contaminar todo de forma absolutamente desproporcionada; con total auspicio de las autoridades. Sin duda la visin de las hogueras es cautivadora, al menos para mi, pero no compensan la degradacin del entorno ya que supongo que muchos residuos habrn acabado en el mar. Saludos.

      Me gusta

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s