¡Esto es una mierda!


Bosta en la carretera
Bosta en la carretera

En un entorno rural en el que abundan animales sueltos, sobre todo vacas y caballos, no parece extraño, ni fuera de lugar, encontrar en la carretera y lugares aledaños, bosta, heces, defecaciones, o simplemente mierda; tal como ilustra la fotografía que encabeza esta entrada.

Sin duda, es más extraño, al menos a mi me lo parece, encontrar restos de tal cualidad sobre un muro de piedra que, ubicado al borde de un precipicio, previene infortunios tales como las caídas -tal como documenta la segunda fotografía. No es cualidad atribuible a las vacas, la agilidad felina con la que la naturaleza ha dotado a algunos animales para trepar y encaramarse, a sitios delicados en los que el equilibrio puede ser precario. Los caballos, aun siendo más gráciles y ágiles, no parecen maniáticos a la hora de defecar, ni demuestran gusto en complicarse la vida para tal evento.

Bosta sobre el muro.
Bosta sobre el muro.

Por otro lado, las vistas que se pueden disfrutar desde el mencionado muro, pueden ejercer un efecto bálsamico que, como todos sabemos, facilita la defecación. Pero nuevamente, me cuesta creer que caballos y vacas, alcancen tal grado de discernimiento.

Ergo, por todo lo expuesto, cabe concluir que es otra especie es la causante de tal alarde funambulístico: las cabras. Pero no se conocen en la zona, ni nunca, en las ya innumerables ocasiones que la he visitado,  las he visto sueltas, ni, por otro lado, las creo capaces de concentrar tanta materia en un único acto.

Quizá un macho, el cabrón ibérico -especie abundante-, es el causante.

Os dejo una imagen del muro sin la bosta, al objeto de mejorar la imagen del lugar de convencer a los incrédulos de que, a pesar de mis desvaríos, el sitio merece mucho la pena.
Os dejo una imagen del muro sin la bosta, al objeto de mejorar la imagen del lugar y de convencer a los incrédulos de que, a pesar de mis desvaríos, el sitio merece mucho la pena.

Lo triste es que nuevamente un sitio turístico, de referencia, impresionante, se encuentre en un estado, digamos por ser educado, poco cuidado.  Pero no dejéis de visitarlo: son los acantilados de Vixía de Herbeira.

 

Anuncios

6 comentarios

  1. Doy fé de que todo lo que en este post describes 🙂
    Es posible que con semejantes vistas cualquier mamífero escogiera el lugar para vaciar sus intestinos y es que la belleza de este entorno es “pa cagarse”.
    Un abrazo, querido amigo.

    Me gusta

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s