imagen Cuando no hay nada interesante.


Cuando no hay nada interesante.

Cuando no hay nada interesante que fotografiar, cualquier cosa puede convertirse en un motivo que, al menos, nos permita regresar a casa con algo; por eso de disimular. En este caso, un tallo marchito, con la Torre de Hércules al fondo, permite, aprovechando la puesta de sol, “sacar un poco de petroleo”. Un flash de mano me sirvió, como elemento necesario, para llevar la luz hasta donde quería, tanto la de la puesta de sol como la del motivo principal. Quizá, viéndola ahora, hubiese corregido un poco la posición del flash. Pero esto es lo que traje y es lo que os muestro.

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s