Las ruinas de la fábrica de armas de Orbaizeta.


Fábrica de Armas de Orbaitzeta-6

La fábrica de armas de Orbaizeta, Navarra, es un lugar diferente, a la par que curioso. Es una construcción de finales del siglo XVIII que hoy se encuentra en ruinas. Ruinas que han sido declaradas bien de interés cultural, pensando, supongo en reconstruirla en algún momento.

Fábrica de Armas de Orbaitzeta-11

Cuesta imaginar los motivos que en 1784 llevaron a la Corona Española a construir una fábrica de munición en un lugar tan alejado e inaccesible en aquella época. La historia dice que fue una suerte de permuta de los montes del Valle de Aezkoa, a cambio de la fábrica a la que se le suponía capacidad para crear puestos de trabajo y, en consecuencia, para dinamizar la economía de la zona.

 

La historia siempre suena contemporánea.

Fábrica de Armas de Orbaitzeta-5

El caso es que su actividad tan solo duró 100 años, hasta que en 1884 cerró sus puertas, tras el deterioro sufrido debido a un incendio fortuito y su incapacidad para competir con los altos hornos; por aquel entonces ya había abandonado la fabricación de munición y de cañones que también abordó en algún momento de su corta historia.

 

La fábrica es muy peculiar ya que un río la atraviesa. Sobre él se construyeron unos arcos y, claro, a eso fuimos, a fotografiar el río y los arcos.

 

Esta breve reseña la podéis ampliar encontrar y ampliar a través de Internet, aquí.

 

De lo que no váis a encontrar información es de la quesería que hay al lado de la fábrica, junto a la iglesia. Venden un queso de elaboración propia increible. Aunque elaborado del misma manera, no tiene denominación de origen Idiazabal…

Fábrica de Armas de Orbaitzeta-15

Además, de la fábrica de armas y del queso, Orbaizeta es conocida por ser una de las dos entradas a La Selva de Irati (pero esta cuestión queda para otro día).

 

Espero que os gusten las fotos, del queso ya me encargo yo.

Fábrica de Armas de Orbaitzeta-3

Anuncios

5 comentarios

  1. Curioso lugar y más curioso si cabe esa edificación. quiero pensar que construir encima de ese río la fábrica de la que nos hablas debió de tener una poderosa razón ya que de lo contrario no le veo explicación alguna. De las fotos poco que decir, rezuman la humedad que imagino habría en tal lugar y esa serie de los arcos es realmente bonita con esa perspectiva que dan los mismos y que conduce n la mirada del espectador hacia el infinito, y más allá. Lo del queso, artista, está bien que nos lo restriegues pero te salva una vez más la distancia ya que de lo contrario con lo quesero que es uno, de buena gana me iba a catarlo a casa; y es que quiero pensar que os hicisteis con alguno. 🙂
    Besos

    Me gusta

    • Buenos días. A la fábrica llegamos por iniciativa propia, una vez documentado el viaje convenientemente antes de nuestra
      partida. Lo del queso es sabiduría popular de la zona, investigada in situ. Y sí, varios. Un abrazo.

      Me gusta

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s