Atardecer en Cabo Ortegal


La luz disponible, o iluminancia, de una escena es la misma para todos. Las diferencias se producen por la forma de medir y, sobre todo, debido a donde cada uno decide midir la luz; a cómo cada uno interpreta la escena; y a dónde cada uno sitúa los tonos. 

La cámara registra luz reflejada. La medición puntual es la que ofrece máximo control. En esta escena, he medido muy cerca del sol, dejando esta zona 2/3 paso por debajo del blanco puro.

Anuncios

3 comentarios

    • Hola Óscar. Te recomiendo que las la entrada que voy a publicar hoy. Es un enlace a un artículo que escribo pata la revista digital Dzoom. Si tras su lectura te quedan dudas, las comentamos. Un saludo.

      Me gusta

  1. Desde que era bien pequeña saco fotos, pero de aquella manera. Cuando mi hijo que es físico y muy lector me intenta explicar algo de la apertura, la profundidad de campo o … Me bloqueo y me agobio, y sigo haciendo fotos por intuición.
    En fin…que me ha encantado tu trabajo con la luz

    Un saludo

    Me gusta

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s