25-0: el fútbol es así


Hoy se publica en la prensa que la Asociación de fútbol aficionado de La Coruña (AFAC) se va a reunir para “alcanzar un pacto entre caballeros”, entre los diferentes clubes, al objeto de que en partidos de niños no se registren marcadores abultados.

Todo ello tras un 25-0, sí veinticinco a cero, registrado el pasado fin de semana.

Primera cuestión. ¿Dónde van a situar el listón?

Segunda cuestión. Caballeros en el fútbol, ¿dónde?, ¿quién?

Tercera y más importante. ¿De verdad es necesario decirle a un entrenador que es totalmente improcedente ese resultado?

Recuerdo en este punto -para los ajenos a este mundo- que el entrenador es aquel que, además de entrenar y dirigir a los niños en los encuentros, se supone el encargado de la educación de valores deportivos. Eso lo dio yo, quizá tras haber depositado elevadas expectativas en todo/s lo que rodea a este mundo.

He visto muchos partidos con marcadores abultados, muy abultados -aunque sin llegar a la estridencia mencionada-en la que los padres del equipo ganador jaleaban el gol 15-0 como si fuese el primero o el que diese acceso al título. Esto en categorías benjamines. Los padres también tenemos parte de culpa; la más importante.

Eso de limitar la marcadores, que ya se practica en otros deportes, lo veo complicado en un submundo -el del fútbol de niños- en el que todo es importante, excepto los niños.

Este fin de semana se presenciaron peleas en las gradas, entre padres claro. Yo que llevo practicando deporte desde los 10 años, ya me he convencido de que el fútbol no es lo que vivirse deseado para mis hijos.

He oído como un padre de un árbitro amenazaba a los que increpaban a su hijo -con razón, es un niño-.

En resumen, que aunque en todos los sitios cuecen habas, si les gusta la natación o el atletismo, pues mejor.

Anuncios

9 comentarios

  1. Ay. Recuerdo un día memorable en el que nos metieron 20-0. Era un partido tonto, contra un cole vecino, parte de la celebración del aniversario de nuestro centro. Éramos un equipo supermixto. ¿Qué quiere decir supermixto? Pues que no jugaba el conserje porque no tenía matrícula. Veinte goles como veinte soles. Qué bochorno y qué risa. Porque el equipo invitado era el enemigo acérrimo, una de estas enemistades que se heredan, que van transmitiendo de promoción en promoción; pero ya cuando te van metiendo seis goles, pues te lo tienes que empezar a tomar a risa, y llegados a la veintena… Aquello era una fiesta. Ninguno de los que jugamos aquel día es futbolista hoy en día, pero todos sobrevivimos a aquella derrota.

    Y por cierto, nuestro campo era de brea. Y nuestra red, inexistente. Nuestro reino por esos colores tierras tan bien contrastados.

    Le gusta a 1 persona

    • Ja ja ja. De la infancia y de liadas varias con buenos y malos resultados, todos tenemos experiencias. Pero, lamentablemente, en este caso hablo de competiciones oficiales. Un saludo.

      Me gusta

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s