Día 3. No fotos


Mirando el rostro lo veo bien iluminado. Una luz dura atraviesa el rostro desde la derecha, a unos 45 grados.Ligeramente elevada provoca que la nariz proyecte una sombra diagonal descendente que no alcanza a tocar el labio superior.
Un poco de resalte mediante un incremento de nitidez en los ojos; una ligera corrección de las ojeras; un suavizado de la piel y algunos ajustes finos más para compensar el Raw. A partir de ahí, tonos medios arriba para resaltar texturas; contraste -poco- para endurecer un retrato ya duro. La barba de varios días ayuda a imprimir carácter.

-¡El desayuno está listo! -Alguien ha gritado.

Recupero la consciencia frente al espejo. Un íncubo se ha apoderado de mí haciéndome ver retratos por doquier. Ya no existe el paisaje, la gastronomía o las fotos familiares.

No retrato, no foto. Fin del día 3.

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s